Prédica: Cómo permanecer en Cristo, Pastor Eric Millarc, Iglesia Llamada Final Atlanta

Juan 15:5 Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ése da mucho fruto, porque separados de mí nada podéis hacer.

Juan 15:10 a 10Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor,

Juan 14.15 Si me amáis, guardaréis mis mandamientos.

Juan 14:21 El que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama será amado por mi Padre; y yo lo amaré y me manifestaré a él.

Juan 14:23 Jesús respondió, y le dijo: Si alguno me ama, guardará mi palabra; y mi Padre lo amará, y vendremos a él, y haremos con él morada.

Juan 15:14 Vosotros sois mis amigos si hacéis lo que yo os mando.

Juan 15.10 Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor, así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor.

1 Juan 2.3-6 Y en esto sabemos que hemos llegado a conocerle: si guardamos sus mandamientos. 4El que dice: Yo he llegado a conocerle, y no guarda sus mandamientos, es un mentiroso y la verdad no está en él; 5pero el que guarda su palabra, en él verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado. En esto sabemos que estamos en El. 6El que dice que permanece en El, debe andar como El anduvo.

Deuteronomio 10:12-13 Y ahora, Israel, ¿qué requiere de ti el SEÑOR tu Dios, sino que temas al SEÑOR tu Dios, que andes en todos sus caminos, que le ames y que sirvas al SEÑOR tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma, 13y que guardes los mandamientos del SEÑOR y sus estatutos que yo te ordeno hoy para tu bien?

Eclesiastés 12:13 La conclusión, cuando todo se ha oído, es ésta: teme a Dios y guarda sus mandamientos porque esto concierne a toda persona.

Hebreos 5:7-9 Cristo, en los días de su carne, habiendo ofrecido oraciones y súplicas con gran clamor y lágrimas al que podía librarle de la muerte, fue oído a causa de su temor reverente; 8y aunque era Hijo, aprendió obediencia por lo que padeció; 9y habiendo sido hecho perfecto, vino a ser fuente de eterna salvación para todos los que le obedecen,

Apocalipsis 22:14 Bienaventurados los que guardan sus mandamientos, para que su potencia (privilegio-derecho) sea en el árbol de la vida, y que entren por las puertas en la ciudad. (Reina Valera Antigua)

“Parte de las citas bíblicas han sido tomadas de LA BIBLIA DE LAS AMERICAS © Copyright 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation Usadas con permiso”.

Reina-Valera 1960 (RVR1960)
Copyright © 1960 by American Bible Society

Be Sociable, Share!